Cada vez es más frecuente la existencia de enfermedades en las articulaciones temporomandibulares. El bruxismo o apretamiento dental conlleva una destrucción del tejido dentario y se puede asociar a tensión y sobrecarga muscular. Las articulaciones temporomandibulares así como las estructuras relacionadas (músculos y ligamentos) son la base de la función oral.

Un correcto diagnóstico permite la selección del tratamiento ideal para cada uno de los pacientes. Este en numerosas ocasiones consta de un dispositivo intraoral o férula de descarga que protege los dientes, músculos y articulaciones.